Paternidades intransferibles #12Meses12Posts

I think you will spend 211 seconds reading this post

Paternidades intransferibles

Mira tu por dónde… los muchachos de @papasblogueros han lanzado un carrusel de posts sobre las recién estrenadas 16 semanas de permiso por nacimiento/adopción para el progenitor no gestante (papás, en muchos casos)

Un vasectomizado opinando de estas cuestiones xD. Hace más de diez años que nació la última criatura en casa y casi diez que me realizaron una vasectomía. Nunca se sabe… pero creo que, a estas alturas, ni me haré la operación para quitar la vasectomía ni tampoco creo que vaya a pasar un proceso de adopción… #yatusabescon seis it´s enough

Sin embargo… ya sabes que llevo mucho tiempo vinculado a cuestiones relacionadas con la paternidad al margen de mi propia experiencia individual. Me refiero a nivel colectivo, a nivel social. Cuestiones relacionadas principalmente con la generación de narrativas diferentes sobre la paternidad y con la creación y consolidación de grupos o comunidades de padres y, también, con cuestiones sociopolíticas como la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad.

En algunos sitios he podido ver reacciones furibundas en contra de esta equiparación (efectiva desde el 1 de enero del 2021) Algo que me produce mucha extrañeza en cuanto a que la falta de implicación de los padres en los cuidados de recien nacidxs es uno de los tópicos estrella en muchísimas conversaciones relacionadas con estas cuestiones.

Desde 2011, en la agenda común, el movimiento/meneillo de hombres por la igualdad en el estado español estableció algunos puntos comunes entre las organizaciones:

  • 4. Promovemos la corresponsabilidad de los hombres y los cuidados compartidos, con especial referencia a la responsabilidad de los hombres en nuestro propio cuidado y el de las personas dependientes y mayores, apoyando medidas de conciliación de la vida laboral y personal.
  • 5. Impulsamos la paternidad activa y responsable, fomentando la implicación de los padres y la mejora de las habilidades para la crianza, siendo incluidos en los cursos de preparación al parto, primeros cuidados y cuidado de la madre. En este sentido, reivindicamos que los permisos de maternidad y de paternidad sean iguales, intransferibles y pagados a cargo de la Seguridad Social al 100% del salario.

Sin embargo, para mi esta reforma es un avance sin parangón en la historia reciente de nuestro estado. Las posibilidades de las paternidades intransferibles que abre para muchos varones y para muchísimos núcleos familiares son impresionantes. Pero mucho cuidado: ¡Qué no sea de boquilla!

Somos pocos aún. Somos pocos hombres aún que apostamos abierta y decididamente por los cuidados. Seguimos siendo una minoría “muy minoritaria”. El número de hombres que se suman a propuestas de este tipo crece lentamente, pero lo hace a cuentagotas, con demasiada lentitud.

Hace mucho tiempo que se está trabajando (que estamos trabajando en el estado) para conseguir una masa crítica de hombres a favor de la igualdad que generen cambio social real. Sin embargo, seguimos siendo pocos y queremos ser más, muchísimos más.

Estamos buscando el cambio masivo en los hombres hacia la corresponsabilidad en los cuidados. Pretendemos que los varones asuman sus responsabilidades (de cuidados, domésticas, relacionales,…)

padres que se ocupen

Para ello, no basta con las campañas publicitarias; tampoco son suficientes las acciones en el plano educativo. Todas estas actuaciones son necesarias, absolutamente necesarias.

Se necesitan leyes que, por su fuerza normativa y por ser de obligado cumplimiento, cambien los valores y las costumbres del conjunto de la población.

Equiparar los permisos entre progenitores (sin olvidar Obligatoriedad, Intransferibilidad y 100% remunerados) será otro motor de transformación social que ayudará, y mucho, a conseguir ese cambio real que anhelamos.

Apostar por paternidades intrasferibles, apoyadas con sus permisos, romperá muchas de las brechas y de los sesgos por cuestión de género existentes en el mundo de los cuidados. Además, todas las criaturas que vean a ambos progenitores cuidando (en igualdad de condiciones) tendrán otros esquemas completamente diferentes a los vigentes que aplicarán en su vida.

Y tú – ¿qué opinas?

Esta entrada forma parte de la iniciativa de Papás Blogueros «12 Meses 12 Posts» para Enero 2021.

También te podría gustar...

y tú ¿qué dices?